La importancia de los colores en los espacios.


Escoger el color apropiado para cada espacio de nuestro hogar es de vital importancia, puesto que es un elemento que no solo aporta a la estética del entorno, sino también influye de diferentes maneras en nuestro subconsciente, por esta razón queremos plantear algunos consejos para lograr la intención deseada en el diseño de los ambientes de nuestra casa.


Antes de hablar de los espacios del hogar, es importante conocer lo que transmiten los colores tanto psicológica, física y energéticamente, ya que si no lo habías considerado, mediante los colores podemos transmitir sentimientos o emociones, las cuales ayudaran a potencializar nuestra creatividad, alegría, descanso, tranquilidad, entre muchos otras.


Estas características son explicadas desde la cultura occidental, ya que en el oriente,

culturas como el budismo le dan una connotación muy diferente a la que veremos a continuación.


Blanco: El blanco transmite sentimientos de paz, expansión, tranquilidad, quietud, frió, luminosidad.


Negro: Facilita la evocación de sentimientos como la reflexión, objetividad, poder y de emociones como la ofuscación, depresión e individualismo; puntualmente en el marketing es usado para transmitir elegancia y funcionalidad.


Amarillo: Estimula la concentración, la memoria, el sistema nervioso, la mente, el optimismo y la sabiduría, aportando al mismo tiempo iluminación o claridad.


Azul: Este color nos conecta con la armonía, amistad, confianza, fluidez, tranquilidad, relajación, reduce la presión sanguínea, el ritmo cardíaco, el cansancio y la melancolía.


Rojo: El rojo transmite excitación, energía, vigor, alegría, apetito, pasión, intensidad, felicidad, aumenta la capacidad de acción, ayuda a superar las dificultades.


Verde: Representa el crecimiento, la salud, la vida, la calma, la transformación, la renovación y el cambio; ayuda a la relajación y refresca los espacios.


Violeta: El color violeta es un color multifacético el cual puede unir las polaridades, representa desde la sensualidad hasta la espiritualidad, la pasión y la razón, ayuda a contrarrestar el insomnio, genera tranquilidad y estimula la capacidad de decisión, representa el éxito, la sabiduría, el poder.


Naranja: El color naranja transmite alegría, vitalidad, entusiasmo, jovialidad, creatividad y potencializa la iluminación.


Por su parte el feng shui sugiere otros conceptos, para la utilización consciente y armoniosa de los espacios, que podemos utilizar en el hogar teniendo en cuenta los 5 elementos que están representados por los colores de la siguiente manera:


Fuego: Rojo.

Tierra: Amarillo.

Agua: Negro.

Metal: Blanco.

Madera: Azul y verde.


Habitaciones: La habitación es un espacio que debe dar tranquilidad, paz, estabilidad, descanso, relajación y renovación, por lo tanto para lograr estos efectos en nuestro subconsciente es importante el uso de colores en tonos suaves, el blanco, gris, verde o azul son colores que permitirán conectarte con esas sensaciones para las que este espacio está diseñado. En menor proporción se puede hacer uso de elementos decorativos como cojines, lámparas o porta retratos que complementen los colores que falten para tener en la alcoba los 5 elementos descritos y así aplicar el feng shui en este ambiente.



Baños: El baño es tal vez el espacio más íntimo de nuestro hogar, su propósito es proporcionar relajación, comodidad, seguridad y es el escenario perfecto para tener contacto con el elemento agua, el cual ayuda a limpiar todas las impurezas, tanto físicas como energéticas, para recargar nuestra energía. Por esta razón es recomendable el uso de colores como el blanco, los tonos tierra, azul y el gris, estos colores ayudan a generar tranquilidad, conexión con la mente, relajación y un ambiente de sanidad. Por otro lado, estos colores son la base perfecta para complementar con accesorios como toallas, jaboneras o plantas, que tengan colores fuertes y así generar contrastes interesantes. Al igual que en la alcoba es acertado intentar complementar en este ambiente los demás colores que representen los elementos que hacen falta.



Cocina: La cocina representa en el hogar la abundancia, la creatividad, el sustento, la salud, el placer, por esta razón se recomienda el uso de colores vivos como el naranja, el amarillo, el verde y rojo, preferiblemente en accesorios como electrodomésticos, toallas, utensilios, sillas, frutas, lámparas. Se recomienda el uso de estos colores en proporciones pequeñas ya que al utilizar estos colores en áreas grandes es muy posible que puedan llegar a aburrir en poco tiempo debido a su intensidad.



Áreas sociales: Las áreas sociales como el estudio, comedor o sala, son espacios que deben inspirar a crear, imaginar, relacionarse, divertirse, por esta razón es recomendable usar colores como el amarillo, rojo y gris, estos colores manejados de manera discreta son el complemento perfecto para lograr el ambiente soñado y la realización exitosa de nuestros proyectos


Por último, es muy importante tener en cuenta el factor de luz natural, ya que si el espacio que deseamos intervenir carece de este elemento es necesario tratar de usar colores claros que reflecten la luz y den una percepción de amplitud sobre este ambiente.


Esperamos que estos consejos sean útiles al momento de remodelar tu hogar, si deseas una asesoría profesional para tu remodelación puedes ponerte en contacto con L2 Diseño.

83 vistas
  • Negro del icono de YouTube
  • Icono negro Pinterest
  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon

2019 L2 DISEÑO, All Rights Reserved